Balmes, 228-230 2n 2a - 08006 Barcelona
93 238 47 47

Blog

Sigue la actualidad vinculada a HSE, personas y organización


Medio ambienteSeguridad y salud en el trabajo11 de julio de 2022RD 487/2022: prevención y control de la legionelosis

El pasado 22 de junio de 2022 se publicó el nuevo RD 487/2022 que derogará el anterior RD 865/2003 a partir del 2 de enero de 2023.

La legionelosis es una enfermedad bacteriana de origen ambiental asociada fundamentalmente a los sistemas de refrigeración “modernos”. Esta bacteria se encuentra de forma natural en el agua. Se descubrió después de un brote ocurrido en 1976 entre diversos legionarios que acudieron a una convención en los Estados Unidos, y de ahí su nombre.

Cabe mencionar que la única forma posible de contraer la enfermedad es por vía respiratoria, por inhalación de pequeñas gotas de agua que permiten que la bacteria llegue a los pulmones, produciendo un cuadro de neumonía. Por esa razón, la mayoría de los esfuerzos preventivos y de diseño se centran en aquellos equipos que generan aerosoles de agua, como una torre de refrigeración o un condensador evaporativo.

A grandes rasgos, los 5 principales preceptos a cumplir son los siguientes:

1) Notificar al Ente Competente la existencia de torres de refrigeración y condensadores evaporativos.
2) Realizar un diseño constructivo adecuado de las instalaciones, depósitos, tuberías, puntos de salida final de agua, etc.
3) Diseñar una evaluación de riesgos y/o un plan de prevención y control, planificando revisiones y controles periódicos, así como un muestreo periódico del agua.
4) Las instalaciones deben limpiarse y desinfectarse al menos una vez al año, recurriendo a empresas externas acreditadas.
5) El personal involucrado debe disponer de formación concreta en la materia.

El RD 487/2022 presenta novedades importantes frente al anterior RD 865/2003, entre las que destacaríamos la obligación de realizar bastantes más operaciones de prevención, control y mantenimiento (descritas en sus anexos); así como un diseño constructivo preventivo más concreto y riguroso. Introduce a su vez dos nuevos conceptos muy importantes: el PPCL (Plan de Prevención y Control de Legionella) y el PSL (Plan Sanitario frente a Legionella). Conceptualmente, ya no hablamos de instalaciones de alto/bajo riesgo, como sí lo hacía el RD 865/2003.

En general, representa un mayor esfuerzo del titular del establecimiento para evitar y minimizar en lo posible el riesgo de brote por legionelosis, lo que comportará bastante más trabajo, dedicación y coste. Hay que destacar al respecto que el 2/1/2024 (1 año después de su entrada en vigor) deberán adaptarse y actualizase los PSL/PPCL en las instalaciones ya existentes; dando de plazo 2 años, hasta el 2/1/2025, para adaptar el diseño constructivo de la instalación. El último punto puede requerir inversiones importantes.

También plantea como novedad formalizar un contrato con la empresa externa que realiza el mantenimiento preventivo y limpieza y desinfección. En algunos casos el programa de muestreo del agua aumenta muy significativamente (para una torre de refrigeración, por ejemplo, pasa de trimestral a mensual la analítica para detectar legionella). En el anexo V del RD se especifica, por ejemplo, el número de puntos de toma de muestras necesarios en función del número de puntos de salida finales de agua (grifos, duchas, etc.)

Nuestro consejo desde ASECORP es realizar una lectura muy atenta del RD y, con todos los planos y datos técnicos de la instalación, reunirse con el mantenedor para establecer un nuevo marco contractual (contrato obligatorio) determinando quien hace qué, y con que periodicidad, para cumplir con el RD (y en especial, su anexo IV para el mantenimiento y revisión y su anexo V para el muestreo). Es especialmente importante planificar las inversiones para adecuar el diseño constructivo a los preceptos del anexo III.1.